Buscar Noticias

Todas las noticias

2012-07-23 | Noticias de Chile

Presidente de la Junta Nacional de Bomberos:

“Tenemos dirigentes que se van con la platita”


Este abogado que fue alcalde de Florida (Octava Región), jefe de gabinete del alcalde de Concepción, seremi de Transportes y de Justicia, preside la Junta Nacional de Bomberos desde 2006 y ahora debe enfrentar la primera demanda judicial por irregularidades en una licitación de bomberos.

No es el único incendio que debe apagar: las acusaciones cruzadas sobre el uso de los millones que reciben del Estado están remeciendo los cimientos de la casa palaciega que alberga a la sede central, en calle Bustamante.

-La Junta Nacional de Bomberos de Chile, que usted preside, enfrenta la primera demanda civil por una licitación. Antes sólo había habido reclamos administrativos. ¿Hay problemas en su gestión?
Nosotros hemos tenido ya unas 150 licitaciones, y cuatro reclamos. Y de esos cuatro reclamos, sólo dos fueron cuestionamientos y sólo uno llegó a la vía judicial. Lo que ocurre, es que la gente que pierde es la que reclama. Es lo que ocurrió en esta licitación: la gente que reclama perdió a mitad de camino. Fueron descalificados con otras cinco empresas por distintos motivos. En las bases de licitación sale clarito que deben llenarse todos los formularios. La empresa Crimson, en la licitación 20, de un carro especial para el Cuerpo de Bomberos de Talca, llenó completo el formulario. Sin embargo, en esta licitación no lo llenó.

-Tomando en cuenta que las tres empresas que calificaron obtuvieron los menores puntajes y que al menos dos consejeros en la reunión de la Junta Nacional dijeron que se debería declarar desierta la licitación, ¿no habría sido mejor declararla desierta?
No lo hicimos porque había tres empresas que sí cumplían con las bases. Las personas que usted menciona opinaron que se debería declarar desierta, pero la facultad la tiene el directorio y el consejo ejecutivo primero y después el directorio dijo: siguen en carrera. La resolución de la JNBC se ajustó estrictamente a lo que dice el Manual de Procedimiento y las bases técnicas de licitación.

-El tribunal acogió la precautoria que impusieron las empresas y después la demanda. ¿No es eso una constatación de que no todo estaba en regla?
El tribunal tiene que explicar por qué actuó así. Nosotros hicimos presente nuestros argumentos y consideramos que el tribunal a lo menos procedió con mucha ligereza al basarse sólo en la aseveración de la persona que estaba presentando el escrito. Hasta este momento el juez no ha fallado.

-En uno de los puntos de su respuesta dice que hay premura en comprar carros bombas, y que esta medida estaría perjudicando a varios cuerpos de bomberos. ¿Desconoce usted la facultad que tienen los cuerpos de bomberos para en caso de urgencia comprar el material sin necesidad de pasar por la JNCB?
En estos momentos tenemos un parque vehicular del orden de los 2.800 vehículos. Nosotros fijamos la política de renovación de vehículos no mayor a 20 años, porque las fábricas garantizan repuestos hasta los 10 años. Aun así, nosotros tenemos un parque con un promedio sobre 22 y casi 23 años de antigüedad, lo cual nos demuestra que hay 600 vehículos que están sobre los 20 años.

Habitualmente estamos adquiriendo entre 60 y 80 vehículos al año, para reemplazar aquellos que han excedido la vida útil. Eso significa que tenemos en estos momentos peticiones de varios consejos regionales que han logrado la aprobación de proyectos y no pueden adquirir porque tenemos esta prohibición vigente. La medida cautelar indudablemente causa un perjuicio enorme.

-Pero hay una normativa que le permite a los Cuerpos de Bomberos, en casos como estos, comprar directamente sin necesidad de la junta.
Bueno, lo primero es esperar cuál será la resolución judicial. A mí me interesa seguir con este convenio amplio: dos años prorrogables por otros dos, de modo de ir renovando 30, 40 carros, según la disponibilidad de recursos. Y si esto no es posible, vamos a llamar a licitación particular en cada una de las regiones. Eso significa para este año, que tenemos 3 ó 4 regiones con proyectos de carros bomba que en total nos darían entre 80 ó 90 carros. Imagínese estar en cada una de las etapas esperando los tiempos correspondientes. Es un tema bastante delicado.

-Crimson, una de las empresas que los demandó, ganó una licitación en 2009 junto con la empresa Iturri, para venderles carros de rescate. Ahora dicen que en la Región del Maule, Camiva vendió seis de estos carros licitados por ellos. ¿La junta va a tomar alguna medida contra la empresa Camiva si esto es verdad?
Nosotros hemos comprado todos los vehículos conforme a las bases de licitación: son carros bombas. Que después los cuerpos de bomberos los acondicionen para otro uso, es distinto. Pero todos corresponden a carros bombas.

-¿Entonces por qué se licitan carros de rescate si me dice que es el mismo carro bomba?
Nosotros compramos carros bombas y cuando se han pedido carros de rescate se han hecho ordenes por carros de rescate, el uso que le de cada cuerpo de bomberos es tema de ellos. Ellos vendieron carros bombas con los espacios que corresponden y como le digo, si usted los revisa, todos son carros que llevan tanque de agua con la diferencia que en vez de meterle mangueras usted le va a meter otro tipo de implementación.

“Los aportes que recibimos del Estado no alcanzan a financiar los gastos operacionales. Este año son alrededor de $20 mil millones y atendemos 38 mil bomberos a todo el país”.
-¿Por qué la junta que usted preside rechazó la solicitud de incorporación del Cuerpo de Bomberos de Alto Hospicio como socio de la JNBC?

La petición tiene que llegar con el respaldo del respectivo consejo regional, y éste, por unanimidad de los cuerpos de bomberos que la integran, se opuso a la incorporación de ese Cuerpo de Bomberos. Fundamentalmente porque la mayoría de sus integrantes son bomberos expulsados del Cuerpo de Bomberos de Iquique. Ahora, en Alto Hospicio hay dos cuerpos de bomberos: el de Alto hospicio y el de Santa Rosa de Huantajaya. Este último sí forma parte de la junta, tiene cuartel, tiene carro bomba y bomberos; el otro está en una condición muy precaria y de acuerdo a los antecedentes, cuando se produce un incendio, se produce una pelea. Incluso llegando a la agresión física. Estamos en contacto para lograr la fusión de esos dos cuerpos.

-Desde el Cuerpo de Bomberos de Alto Hospicio se nos informó que existe un consejo de parte de la JNBC: en caso de emergencia, ningún otro cuerpo debe colaborar con ellos. ¿Es efectivo?
No. Para todos los cuerpos de bomberos hemos requerido recursos del Estado y a todos se les entrega. De los 311 cuerpos de bomberos hay solo tres que no están en la Junta Nacional y a los tres se les ha conseguido igual el aporte del Estado y capacitación. No participan en las reuniones de los consejos regionales y no pueden elegir ni ser elegidos, porque están fuera de la institución. Con Guara están bien avanzadas las conversaciones para que se reincorporen a la junta.

Respecto al Cuerpo de Bomberos de Calera de Tango, hay un dictamen de la Contraloría y de la SVS y un recurso de protección que ellos perdieron. La semana pasada me llegó una nota que les envía la SVS por un recurso que perdieron en enero, y aducen que la SVS no les envía recursos. Pero la SVS les dice que no les giran porque la Ley de Presupuestos señala claramente que para entregarle recursos tienen que haber rendido cuenta de los recursos anteriores. Y no han rendido cuenta de los peajes que realizan, de la subvención municipal y de los dividendos de acciones no cobradas que les entregamos. No cumplen con los requisitos formales del traspaso de recursos públicos. Y estamos hablando de varios millones de pesos. Ellos argumentaron que no tenían personal calificado. La Corte de Apelaciones de Santiago les responde que si no tienen personal calificado, para qué piden recursos. Más vale que no existan como institución.

-¿Cómo se asignan los presupuestos que por la Ley de Presupuestos están destinados a los Cuerpos de Bomberos?
Desde que nosotros por la década del ‘60 que el Estado nos entregara ese aporte a los bomberos, se definió esto: cuando se crea la Junta Nacional se le traspasa la obligación de proponer. Ahora, el que resuelve es la Superintendencia de Valores y Seguros. Nosotros hicimos un estudio hace unos 8 años, que se lo pedimos a la Escuela de Economía de la Universidad de Santiago, para resolver de la manera mas ecuánime posible la forma de cómo los recursos llegaran a todos los cuerpos de bomberos conforme a población, servicios prestados, existencia de viviendas, industrias, etc.

Si lo hubiésemos aplicado a tabla rasa, muchos cuerpos de bomberos habrían tenido que devolver plata, pero los recursos que el Estado aporta no financia el 100% de los gastos. Hicimos una discriminación positiva: acogimos esta sugerencia respecto de aquellos que estaban bajo el porcentaje que de acuerdo a esta propuesta de la Universidad les correspondía; y a los que tenían que disminuir, les mantuvimos la cifra sin reajuste.

Ahora estamos evaluando nuevamente a través de un catastro. Nos quedan algo así como 8 a 10 cuerpos de bomberos que todavía no han enviado la información, y lo que tenemos, 300 de los 311, es un índice bastante claro de cómo sería la fórmula a aplicar. Nosotros haremos la propuesta y la autoridad resolverá.

-Desde 2006, en seis años, la JNB aumentó sus gastos en un 50% más que los cuerpos de bomberos. ¿En qué gastan los $1400 millones que se asignaron?
Hasta 2010, los recursos de bomberos eran totalmente devengados. En 2006 nos avisaron que venía una normativa que nos dejaba en las mismas condiciones que otros organismos receptores de fondos públicos: si no eran ocupados dentro del año se perdían. A diciembre de 2011, estábamos perdiendo $1500 millones. Gracias a la gestión de la Junta Nacional, con la SVS logramos rescatar sobre $500 millones. Durante el año pusimos contadores a disposición de los cuerpos de bomberos. Hubo algunos que rechazaron la ayuda, otros la aceptaron y la inmensa mayoría salvó su plata. Ahora, al traspasarse la responsabilidad de fiscalización al Ministerio del Interior, le sugerimos al Ministerio del Interior que también creara un organismo similar al que tenía la SVS.

Somos una institución humana y tenemos dirigentes a los que lamentablemente les crecen las uñitas, no rinden cuentas y se van con la platita. Entonces, elaboramos un sistema contable que hoy está en su inmensa mayoría en aplicación. Esto requiere de profesionales. Aquí en la junta no necesitamos mayores recursos.
Otro tema es el terremoto: tenemos que construir del orden de 60 cuarteles. Hemos construido cuatro con recursos propios y estamos en proceso de reconstrucción de otros tantos con $15 mil millones que obtuvimos del Estado. Eso implicó contratar a un arquitecto, a un constructor civil.

-¿Usted cobra por ser presidente de la Junta Nacional de Bomberos de Chile?
No señor, aquí en la junta hay tres personas –presidente, secretario y tesorero- que no cobran ni un peso. Yo estoy aquí gran parte del día y durante toda la semana porque soy abogado jubilado, mantengo mi oficina en Concepción -que la maneja mi hijo-, y tengo algunas propiedades de renta. Eso me permite hoy en día jugar gratis para los bomberos.

-¿Y no solicitó para usted un sueldo?, ¿no hizo esa proposición a la Junta Nacional?
No, yo no lo pedí, fue la directiva. Y derechamente, cuando me lo plantearon, me negué. Porque cuando yo me vine, cuando fui elegido, yo sabía que la situación era distinta. Eso no existía, y no puedo aceptar algo en lo que no estoy de acuerdo.

-¿Octavio Hinzpeter no recibía sueldo durante los 36 años en que fue presidente?
No, no recibía sueldo, pero su situación patrimonial es totalmente distinta. También se decía que a él le llegaba de los proveedores. No me consta. Pero en mi caso, yo vivo de mi jubilación, de mi oficina en Concepción y de la renta que saco de mi casa que tengo en Concepción.

“Octavio Hinzpeter era así (muestra el puño cerrado). Y la plata no era de él, era de la Junta, de los cuerpos de bomberos. Él decía que mantenía un colchoncito para el periodo de las vacas flacas, y la SVS permanentemente estaba diciendo: señores, esta plata hay que entregársela a los cuerpos de bomberos”
-El tesorero de la JNBC es José Matute Mora, el mismo que es también contador de la empresa Normandí (propiedad de los Durand), proveedora de bomberos. ¿El tesorero renunció o sigue trabajando en esa empresa?
No, él renunció. Como contador, José Matute atiende una serie de empresas, ésa era una más. Y en cuanto al secretario, José Echiburu Núñez es jubilado.

-En una de las demandas administrativas que recibió la JNBC por una licitación de equipos de respiración asistida, donde la JNB perdió US$500 mil, se decidió echar a Raúl Pino, coordinador de la licitación, quien obedecía las instrucciones del jefe de Finanzas y de la contraloría interna de Bomberos. ¿No deberían ser ellos dos los despedidos?
La razón por la cual se le despidió era porque Pino tenía una obligación: entregar un análisis para conocimiento y resolución del Consejo Ejecutivo de todas las alternativas de pago. Y él sólo presentó una de las tres alternativas: hizo incurrir a la junta en un error manifiesto por no cumplir con su tarea.

-El asegura en una declaración jurada que esa licitación estaba dirigida, que en el chequeo de evaluación técnica se saltó arriba de la máscara de la empresa que no debería ganar. Y cuenta otros detalles para graficar que la idea era buscar fallas para darle la licitación a la empresa que al final ganó. ¿Qué responde a eso?
De partida, él no era parte del equipo de evaluación técnica. Tenía a cargo la parte contable. Hasta hoy el equipo Scott es para nosotros un muy buen equipo. La diferencia -y lo conocemos bastante- es que el otro equipo tenía un adicional que advertía el peligro antes que el otro. Ese fue un plus que obligó a apreciarlo de mejor manera porque era un valor agregado. No tenemos un proveedor favorito, lo que nos interesa es la calidad del producto, y le reitero: el producto Scott es excelente, pero respecto a ese producto, en ese momento, era superior el del MSA. Ahora, nos decían los ejecutivos de Scott que están mejorando el equipo y lo van a presentar cuando venga la próxima licitación. Y por ultimo, hay una declaración de Pino que después en el tribunal no la reconoce…

-Según nos informaron otros voluntarios de bomberos fue por miedo a represalias de la Junta Nacional.
¿Miedo a que? ¿Qué herramientas tenemos? Yo tengo 40 y tantos años de ejercicio profesional y 40 trabajando en la administración pública. Yo no trabajo con la mafia.

-Después de 36 años de presidir la junta nacional, Octavio Hinzpeter se retira y queda como presidente honorario, pero la junta le quita el derecho a voto. ¿Por qué? ¿No era mejor mantenerlo como asesor?
Hinzpeter formaba y forma parte de la Junta Nacional en su calidad de presidente honorario. La junta modificó los estatutos y les quito el derecho a voto a los dirigentes honorarios.

-Pero solo había un presidente honorario…
No, estaba él y había un director honorario: Alfonso Orueta, de Rancagua. Ambos formaban parte con derecho a voto tanto del consejo ejecutivo como del directorio y la asamblea; y se estimó que no era justo que ellos pudieran en algún momento decidir con su voto, no teniendo ninguna responsabilidad directa en las funciones. Se modificó el estatuto. Y la sala se le quitó porque cuando él supo que no tenía derecho a voto dijo que ya no tenía razón de ser que viniera a la junta.

-De seguir este tipo de demandas, polémicas, divisiones y acusaciones, ¿no seria mejor tener bomberos remunerados?
Yo creo que no. Conozco la experiencia de varios países latinoamericanos y europeos y ha sido negativa, entre otras cosas porque reclaman sus derechos, pretenden mejoras económicas, algo legitimo para una persona que hace de esto una función remunerada. Los bomberos en Europa tienen sueldos altísimos, en Chile no estamos en condiciones de hacer lo mismo entre otras cosas porque los aportes que recibimos del Estado no alcanzan a financiar los gastos operacionales. Este año son alrededor de $20 mil millones y atendemos 38 mil bomberos a todo el país.

-¿Cómo explica que Chile tenga carros bomba que no los tiene casi ningún otro país y que cuestan US$1 millón?
Eso ocurre en la Región Metropolitana, particularmente con el Cuerpo de Bomberos de Santiago, al que escasamente le compramos uno o dos carros que son para las compañías de Plaza Italia para abajo. Porque de Plaza Italia para arriba se los compran las municipalidades. Cuando realizamos la primera etapa de la Región Metropolitana, que eran como 30 carros, les mandé una nota a los alcaldes del sector Oriente, indicándoles lo que tenían que aportar. Después tuve una entrevista con un alcalde de una de esas comunas y él me dijo: “Yo compro lo que mis bomberos me piden”. Sin comentarios. Ellos les pagan hasta las ganas. Nosotros tenemos que favorecer en un espíritu de equidad a todos los cuerpos de bomberos y eso nos ha permitido, por primera vez, entregar 20 carros bombas sin ningún aporte.

-¿Con cuáles empresas como proveedores?
Hay de Camiva e Iturri, porque lo piden los cuerpos de bomberos. Nosotros no nos metemos. Si hay una mayoría de Camiva es porque gran parte de esos vehículos llegaron a Chile cuando a los bomberos, al país, no se les otorgaba crédito. La junta comenzó en 1975, y esa fue la única empresa que le dio crédito a Chile. Yo asumí como dirigente en 1998, sobre lo que pasó antes del ‘98, pregúntele a Octavio Hinzpeter. Yo respondo desde el 2006 para adelante.

-Bueno, entonces dígame por qué desde 2006 siguió Camiva como el mayor proveedor de carros hasta hoy.
Bueno, porque resulta que la licitación de 2005 la ganaron ellos. Se adjudicaba a un solo proveedor y ellos la ganaron. Ahora la cambiamos, y yo fui el que impulsó la creación de una contraloría interna porque es fácil que a uno le metan goles. Lo otro que hice fue un manual de procedimiento para las bases de licitación. Mire, yo fui alcalde de Florida, jefe de gabinete del alcalde de Concepción, jefe de un servicio público, seremi de Transporte y de Justicia y una de las cosas que me cargaba era que no hubiera control.

“Consideramos que el tribunal a lo menos procedió con mucha ligereza al basarse sólo en la aseveración de la persona que estaba presentando el escrito. Hasta este momento el juez no ha fallado”.
-Octavio Hinzpeter dice que dejó US$ 27 millones en caja cuando se fue en 2006. ¿Cuánto queda?
Justamente, él era así (muestra el puño cerrado). Y esa plata no era de él, era de la junta, de los cuerpos de bomberos. El decía que mantenía un colchoncito para el periodo de las vacas flacas, y la SVS permanentemente estaba diciendo: señores, esta plata hay que entregársela a los cuerpos de bomberos. Con cargo a eso, vamos a entregar 20 carros sin aporte, se han comprado las sedes de los consejos regionales y se empezó a construir la etapa de dormitorios de la sede de la academia. Sí, bajamos ese fondo, claro que lo bajamos, pero le sacamos ese colchoncito que Hinzpeter manejaba como propio. Según me contaron, él le decía a usted: “voy a ser candidato, llévese este carrito”. Había discrecionalidad. Cuando yo asumí, los dirigentes me dijeron: “carta blanca”. Les dije: no señor, tengo una formación distinta, en valores y principios. Hay un cambio de estrategia completamente distinto al de Octavio. Yo no tengo nada, absolutamente nada que ocultar.

-¿Cuál era la relación del anterior presidente, Octavio Hinzpeter, con Michel Durand, representante de Camiva?
Yo sé que él tenía una muy buena relación, no solo con el representante en Chile, sino también con el representante en Europa. Yo soy de la opinión que uno debe tener una buena relación con los proveedores. Yo tengo una visión distinta de Octavio, él era el que mandaba. Aquí yo presido y soy el último que voto, para no inclinar la balanza. Y todos tienen que opinar, todos tienen que mojarse el potito porque tenemos una responsabilidad enorme por los recursos que se manejan.

-¿Michel Durand ha intentado mantener con usted la misma relación que tenía con Octavio Hinzpeter?
Yo he almorzado con él en locales públicos, también he almorzado con Irturri. No lo he hecho con Crimson. Ahora, hay un nuevo proveedor, que lo conocí antes pues trabajaba con Michel Durand, con el que nos hicimos muy amigos. El otro día falleció su madre y fui a acompañarlo. Porque lo conocí siendo yo un modesto superintendente del cuerpo de bomberos. Ahora me encontré con que él es proveedor y le dije: una cosa es la amistad y la otra es ser proveedor.

-Usted me dice que escuchó que algunos proveedores coimeaban al anterior presidente. ¿No está pasando lo mismo ahora con miembros de la Junta Nacional?
No, porque ahora es el cuerpo de bomberos el que elige cuál es el carro que quiere. Por lo tanto, tienen que ir a convencer al cuerpo de bomberos. La plata que antes le daban a uno solo, ahora debe repartirla y llegar a nivel de los cuerpos de bomberos. La decisión no está en nosotros. Así que me tiene sin cuidado lo que ocurra. Aquí los de Crimson se las dan de muy compuestitos, pero son igualitos a Iturri y Durand, igualitos. Por lo menos nosotros ya nos sacamos el cacho de encima.
Por : Gustavo Villarrubia en Actualidad y Entrevistas
Publicado: 25.06.2012


AERCHI - SUECIA
Box 70256
107 22 Stockholm
Bergsunds Strand 43
T Hornstull
Stockholm
TeleFax: +46 8 668 58 39
e-mail: aerchi-suecia@live.se
www.aerchipro.com
Nr org: 802405-3160
Postgiro: 66 141 - 3