camiseta mundial 2018 bebe

Curiosa imagen la de ver a seguidores españoles ataviados con la camiseta del Real Madrid llamando piscinero a Cristiano. Difícilmente el uniforme nipón no entre en el ranking de los más bonitos de la Copa del Mundo: su azul predominante con toques blancos y rojos hacen que sea un deleite a los ojos. Corre agosto de 1946, la realidad adquiere ante él la forma de una provocación y Borges reacciona con un plan de acción del escritor, camisetas selecciones nacionales que tiene una intención combativa contra esas “tristes monotonías”.